PROPIEDAD INTELECTUAL

además: Aspectos Legales
 

Pide Nestlé patente en México para grano de café transgénico

Exigen productores que sea rechazada, por ser una amenaza al campo

Afectaría a 480 mil familias, por el riesgo de contaminación de sus cafetos

Matilde Pérez U.
Periódico La Jornada
Viernes 7 de mayo de 2010, p. 43

La Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores de
Comercio Justo y la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras
asentaron que Nestlé solicitó en México la patente sobre café
genéticamente modificado con el número MXPA044003325A.

La aprobación de ello significará el quebranto de 480 mil familias de
pequeños productores de café arábiga, por el riesgo de contaminación de
sus cafetos, quienes perderían los sellos de producción orgánica, lo que
impediría continuar con sus exportaciones.

Insistieron en que Nestlé usa la ingeniería genética para obtener
beneficios económicos y aumentar el control sobre la producción de
alimentos. Al inicio del año, la trasnacional logró en Europa una
patente sobre café genéticamente modificado que supuestamente mejora la
solubilidad del café en polvo; se trata de una enzima bloqueada y
diseñada para cubrir el proceso técnico y el uso de los granos para
elaborar café soluble.

“Nestlé no debería poner sus intereses económicos por encima del
bienestar de millones de familias campesinas que viven de los ingresos
por la comercialización del grano. La empresa no ha querido
comprometerse claramente a no usar transgénicos en sus productos, por lo
que es de esperarse que, en un futuro, utilice café genéticamente
modificado para sus marcas mexicanas.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras exigió a las
autoridades que rechacen la patente, porque representa una amenaza al
campo, y que presenten en la reunión de la Asociación Mexicana de la
Cadena Productiva del Café (Amecafé) información abundante en torno al
impulso a la producción de café robusta.

Los integrantes de la CNOC se pronunciaron en contra del uso de recursos
del Programa Trópico Húmedo para impulsar la producción de café robusta
en regiones localizadas a menos de 500 metros sobre el nivel del mar y
de los cambios en la normatividad de la Amecafé.

Reiteraron que para los caficultores del país no es rentable aumentar la
producción del café robusta, porque los costos de producción son más
altos que en Vietnam, Indonesia y países africanos. La política a seguir
en el país es mejorar la calidad del café de exportación, es decir,
evitar mezclar excesivamente los cafés de diferentes grados de maduración.

El coordinador del Programa Trópico Húmedo, Pedro Ernesto Díaz del
Castillo, comentó que en este año se respaldará la producción de café
robusta en mil hectáreas; la meta no es dar subsidios a los campesinos,
sino que éstos mejoren la calidad de sus cafetos con plantas de alta
calidad provenientes de viveros.

Consideró que la producción de café robusta es una oportunidad de
mercado que no debe desaprovecharse y aseguró que el gobierno vigilará
que la producción de ese tipo de grano no rebase los 500 mil quintales
que hasta la fecha son importados por las empresas, entre ellas Nestlé.

Negó que en los campos del Instituto Nacional de Investigaciones
Forestales, Agrícolas y Pecuarias se esté desarrollando una planta
genéticamente modificada; lo que se realiza es una cruza de una variedad
de cafeto de Brasil con una mexicana y se busca comprobar si ese híbrido
tiene mayor rendimiento que los cafetos actuales.

http://www.jornada.unam.mx/2010/05/07/index.php?section=sociedad&article=043n1soc