PROPIEDAD INTELECTUAL

además: Aspectos Legales
 

Patente de brócoli

Nombre de la patente: Método para seleccionar el incremento de glucosinalatos anticancerígenos en especies de Brassica

EP 1069819 B1 20020724 WO 9952345

Propietario: Plant Bioscience Ltd

Estatus: pendiente de decision en la Alta Cámara de Recursos (T 0083/05)

Petición: método para la producción de Brassica oleracea por mejoramiento y selección. la planta de Brassica comestible, la porción comestible, semillas, brocoli fluorecente, no genéticamente modificado.

Este brócoli hará historia en Europa en el campo de las patentes.

En 2002, la Oficina Europea de Patentes otorgó una patente a la compañía británica Plant Bioscience sobre un método para aumentar un compuesto específico en la especie Brassica, es decir, brócoli, mediante métodos de mejora genética convencionales (asistidos por marcadores). La patente incluye los métodos de mejora genética así como las semillas de brócoli y las plantas comestibles de brócoli obtenidas a través de estos métodos.

Se trata de una patente que abarca las semillas convencionales y los métodos de mejora genética convencionales. No es una planta genéticamente modificada.

Ésta no es la primera patente de este tipo que se da en Europa, pues ya existen al menos dos ejemplos de patentes similares. [enlace con la patente Rijk Zwaan (EP 921720) y con la patente Enza Zaden (EP 771523).]

No obstante, la patente del brócoli se ha convertido en un caso que ponía a prueba la patentabilidad de las semillas convencionales y los métodos de mejora genética. Dicha patente ha sido recurrida, y el tribunal superior de la Oficina Europea de Patentes tendrá que decidir respecto a su validez.

Las compañías de cultivo de plantas Limagrain y Syngenta han presentado objeciones a la patente. Estas compañías afirman que esta patente debe ser revocada, pues sus reivindicaciones se refieren a un proceso esencialmente biológico, es decir, a una mejora genética convencional. Los procesos esencialmente biológicos no son patentables según la Directiva comunitaria 98/44. [ Enlace con 98/44/UE ] y el art. 53(b) EPC (Convención Europea de Patentes) [enlace]

La Oficina Europea de Patentes ha remitido el caso a la Alta Cámara de Recursos, el máximo tribunal dentro de dicha agencia. La resolución de la Alta Cámara de Recursos sera definitiva y sentará un precedente para cualquier otro caso de patentes sobre semillas convencionales. Por ello, este caso podría tener graves implicaciones para el debate de las patentes sobre semillas en la UE e incluso a nivel mundial en un sentido o en otro: si se revoca la patente, podría resultar más difícil en el futuro obtener patentes similares sobre semillas convencionales.

Pero por otra parte, es probable que las compañías hayan presentado objeciones sobre todo para lograr que la Oficina Europea de Patentes, en lugar de revocar, confirme la patentabilidad de las semillas convencionales. Dado que la propia Syngenta está solicitando patentes similares [enlace], hay un gran peligro de que la Oficina y la industria de semillas actúe en este caso ampliando aún más el control de las empresas.

Tiene que haber una amplia discusión pública y debe ejercerse presión política para evitar que la Oficina Europea de Patentes emprenda esta vía. Por este motivo, varias ONG y organizaciones de agricultores de todo el mundo han escrito una carta abierta a la Alta Cámara de Recursos de la Oficina Europea de Patentes.

Para ello se puede entrar en:

http://www.no-patents-on-seeds.org/index.php?option=com_content&task=view&id=20&Itemid=20&lang=es

El caso (T 0083/05, G2/07) está en estos momentos pendiente de ser elevado a la Alta Cámara de Recursos de la Oficina Europea de Patentes para que ésta resuelva al respecto]. La vista oral pública se celebre 20 y 21 de Julio 2010.

N.B.: Después de que la Oficina Europea de Patentes hubiera presentado a la Alta Cámara de Recursos el así llamado caso del brócoli en el 2007, en mayo de 2008 se inició un nuevo caso relacionado con la prohibición de patentar "procesos esencialmente biológicos para la producción de plantas y animales" (artículo 53b de la Convención Europea de Patentes, EPC, por sus siglas en inglés). La patente EP 1211926 sobre tomates pertenece al Ministerio de Agricultura del Estado de Israel. Conjuntamente con el primer caso del brócoli (G2/07), este segundo caso (G1/08) se convertirá en un caso precedente para la interpretación de la prohibición de patentar plantas y animales en Europa que provienen de un cultivo o de una cría convencional.