AGROCOMBUSTIBLES


Amyris Biotechnologies pone a funcionar planta de biodiesel a partir de caña


La multinacional Amyris Biotechnologies puso hoy en funcionamiento la primera planta de Brasil destinada a producir biodiesel a partir de caña de azúcar.

Pese a tener una industria ya consolidada para la producción de etanol de caña de azúcar, ésta es la primera vez que Brasil, el mayor productor mundial de azúcar y de etanol, utiliza este mismo recurso para fabricar diesel vegetal.

Brasil fabrica el biodiesel que mezcla en un 3 por ciento en el diesel mineral comercializado en el país a partir de productos como ricino, palma y soja.

La instalación inaugurada hoy en la ciudad de Campinas por la Amyris do Brasil Pesquisa y Desarrollo de Biocombustibles, una subsidiaria de Amyris Biotechnologies, es una planta piloto a escala experimental y servirá para preparar a la empresa para el proceso de producción comercial a gran escala del biocombustible.

La tecnología para la transformación de la caña de azúcar en bioetanol fue desarrollada por la Amyris y permite, mediante el uso de levaduras modificadas, la conversión de la sacarosa de la caña en combustibles y productos químicos de alto valor.

La planta brasileña tiene capacidad para operar en escala de demostración y prueba, y completa una inaugurada el año pasado por Amyris en California(EEUU).

La capacidad instalada de la fábrica de Campinas, municipio en el interior del estado de Sao Paulo, es de 40.000 litros al año.

El inicio de la producción comercial está previsto para 2011.

"Esta planta representa un paso crucial para la comercialización de nuestros combustibles y materias químicas", afirmó el presidente de Amyris Biotechnologies, John Melo, durante la ceremonia de inauguración de la instalación.

"Ahora el terreno está preparado para que la industria pueda entrar en una nueva era en la que tecnologías pioneras como la nuestra nos dejarán mucho más cerca de reducir el volumen de emisión de dióxido de carbono en el mundo", agregó.

El ejecutivo afirmó que el proyecto también aumentará el valor y la diversidad de productos que Brasil es capaz de fabricar a partir de la caña de azúcar.

Según Amyris, el diesel renovable producido a partir de la caña de azúcar tiene propiedades de desempeño que igualan o superan el producido con los derivados de petróleo y con otras materias primas vegetales.

Por ser un hidrocarburo, este diesel puede ser usado en cualquier motor de tipo diesel y en cualquier temperatura ambiente sin la necesidad de alterar los motores.

Además, por ser renovable y no emitir gases contaminantes ni contener azufre, es señalado como una importante alternativa ambiental a los combustibles fósiles.

La tecnología ya despertó el interés de empresas brasileñas que producen etanol y que pueden garantizar una producción del diesel de caña de azúcar de hasta 1.000 millones de litros al año a partir del 2014.

Fuente: Xinhua