CONVENIOS INTERNACIONALES

tlc  

La industria de pollos en Estados Unidos y el TLC

Acción Ecológica

Los negociadores ecuatorianos han aceptado, en el contexto del TLC, la libre importación de los cuartos traseros de pollos de Estados Unidos que los gringos no quieren comer.

¿A quién beneficia esta decisión?

Cinco empresas transnacionales controlan el 5 mercado de pollos en Estados Unidos y fuera del país:  Tyson Foods, Perdue Farms, ConAgra Poultry, GoldKist Inc; Pilgrim's Pride.

Tyson Foods, es la mayor del mundo; y suministra carne a las empresas que comercializan pollo como McNugget o KFC.  

Tyson es un gran negocio, con más de 26.000 millones de dólares al año de ingresos. Perdue Farms es otro de esos cinco productores de pollos mayores del mundo. La compañía, que presume de estar completamente integrada desde "el huevo a la bandeja de carne en el supermercado", obtuvo 2.800 millones de dólares en ventas en 2004

¿A quién perjudica?

La forma como estas transnacionales crían a los animales ha sido descrita por un grupo de médicos españoles que investigan las verdaderas causas de la gripe aviar:

“Las multinacionales del pollo afirman que sus animales están libres de la enfermedad porque se crían en condiciones cerradas. Esto es algo muy lejos de la verdad que parece ser exactamente todo lo contrario si además aplicamos el sentido común.

Según un informe reciente de VivaUSA, una organización sin ánimo de lucro que investiga las condiciones en las granjas de producción de EEUU, "gracias a la selección genética, el pienso, y el impedir que se muevan o hagan ejercicio en las granjas de producción, actualmente los pollos crecen hasta tamaños más grandes y lo hacen más rápidamente que nunca". Los pollos necesitan hoy día un promedio de 6 semanas antes de la matanza comparado con 12 semanas en 1940. Y ese pollo ha sido producido a un elevado coste.

El uso de estimulantes del crecimiento ha creado problemas de salud importantes en las concentraciones de las granjas de producción. Debido a las inyecciones de hormonas y de vacunas para aumentar la velocidad de la maduración, el crecimiento de los músculos sobrepasa el desarrollo óseo y los pollos tienen típicamente enfermedades en las patas y en el esqueleto que afecta de manera significativa su habilidad de caminar.

Incapaces de caminar, deben permanecer embarrados en sus desechos, lo que provoca ampollas en el pecho o quemaduras en el corvejón.  

"La dermatitis observada en dichas aves es dolorosa en si misma, pero los efectos de la incapacidad de caminar son mucho más graves". Los órganos de las aves son incapaces de crecer a esos ritmos tan acelerados, provocando fallos cardiacos y pulmonares o su mal funcionamiento, la creación de un exceso de fluidos en sus cuerpos o la muerte.

"Apilados unos encima de los otros en jaulas apretadas, las aves transmiten la enfermedad fácilmente con sus excrementos sucios".

“Y hay que recordar, añaden los médicos, que en la industria del pollo todo se utiliza aunque sea caca. Por ejemplo las camas y heces de pollo procedentes de los suelos de las fábricas industriales son ingredientes comunes en la alimentación animal”.

Durante la última alarma de la Gripe Aviar, para el trimestre que termina el 30 de septiembre 2005, las ganancias de Tyson Foods se dispararon en un increíble 49%,y a pesar de una caída del 10% de las ventas de pollos, sus ganancias por los pollos aumentaron en un robusto 40%. Según un Informe de la FAO del 2004, "El impacto de que los países prohíban las exportaciones de aves de Tailandia y China están ocasionando un aumento de los precios internacionales de las aves y un aumento de la demanda de carne de ave de otros proveedores principales, tales como Estados Unidos..."

F. William Engdahl afirma que "Sería importante saber si alguno de lo casos de la Gripe Aviar documentados en China en los últimos años podría haber sido originado por importaciones de pollos de EEUU de productores gigantes como Tyson Foods o por granjas de producción de pollos locales de esas compañías en China o en otros lugares de Asia".

El comercio internacional de pollos cultivados bajos las condiciones como las de Estados Unidos puede convertirse en un fácil vector de expansión de la gripe aviar.

A pesar de ello, en una de las Rondas de Negociación del TLC Andino, en el marco de la mesa de medidas sanitarias y fitosanitarias, Estados Unidos pide a los 3 países que retiren las restricciones a las importaciones de aves por temor a la gripe aviar.

El aceptar la libre importación de las partes de pollos que los estadounidenses no quieren, lo única que hace es incrementar las ganancias de las cinco grandes empresas polleras estadounidenses, poniendo en riesgo nuestra salud