AYUDA ALIMENTARIA

PMA  

Resistencia a los OGM en Asia

Lim Li Lin, Third World Network

Con excepción de China, no han habido cultivos comerciales de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) en el Asia. Muchos países están llevando a cabo investigaciones domésticas, a veces en colaboración con organizaciones de investigación internacionales o empresas biotecnológicas, la mayoría de las cuales están aun en fases de laboratorio, aunque varias han sido ya probadas en el campo.

El tema central en Asia, con excepción de China está relacionado con los alimentos importados y los productos derivados de los OGM, que ya están entrando en nuestro países como alimento humano, animal o para ser procesados, y también para ser probados en el campo por instituciones de investigación locales o por empresas extranjeras.

El tópico de los cultivos y alimentos transgénicos se está debatiendo cada vez más. Pero hay aun una gran falta de conocimiento sobre el tema entre el público en general y aun entre los funcionarios gubernamentales.

CHINA

China es el único país del Asia donde se han llevado a cabo liberaciones comerciales de OGM, principalmente algodón Bt. Las autoridades chinas han parado cualquier otra nueva aplicación comercial de plantaciones transgénicas, por temor de afectar sus exportaciones. Sin embargo, parece que no hay una política clara con respecto a esto.

En junio del 2001, se anunciaron nuevas regulaciones de bioseguridad, que cubren la investigación y evaluación de OGM hechos por empresas extranjeras y joint-venture Chino-extranjeras. Todos los OGM, incluyendo alimentos, semillas y pienso deben ser etiquetados y todo material que no está adecuadamente documentado, puede ser rechazado o destruido.

JAPON Y COREA

Ha habido una fuerte oposición por parte de los consumidores de estos países a los OGM. Los grupos de consumidores han cumplido un papel muy importante en el proceso de alertar sobre los riesgos de los OGM y de promover el debate sobre el tema. Hoy se exige el etiquetado y se ha prohibido al maíz transgénico Starlink en ambos países.

El Japón hay tolerancia cero a la importación para los OGM que no se han aprobado. Para otros OGM, se ha establecido que aquellos productos/alimentos que tienen un umbral de más del 5% de contenido de OGM, deben ser etiquetados. Sin embargo los grupos de consumidores están presionando para que los estándares sean más estrictos, y que se alineen a las nuevas directivas de la Unión Europea en lo que tiene que ver con rastreabilidad y etiquetamiento.

SRI LANKA

El Ministro de Salud ha prohibido la importación de todo alimento transgénico, ya sea como materia prima o procesada, incluyendo aditivos alimenticios. Esta prohibición fue aplazada hasta septiembre del 2001, para permitir que los importadores de alimentos puedan encontrar proveedores alternativos para alimentos no transgénicos

Cuando se anunció esta prohibición, Sri Lanka fue objeto de una intensa presión por parte de Estados Unidos para que levante la prohibición. Cuando en junio, el gobierno anunció que iba a obedecer el requerimiento de la OMC de suspender la prohibición hasta que sus socios comerciales se preparen para las restricciones. El Ministro de Salud intenta reimponer la prohibición a los alimentos transgénicos una vez que cuente con la tecnología para evaluar alimentos transgénicos.

INDIA

Hay también una gran resistencia a los OGM en India, particularmente entre los agricultores. Ellos han arrancado y quemado cultivos

A medidos de 2001, el gobierno fue sujeto de una gran presión para que libere inmediatamente algodón Bt con fines comerciales. Esta sería la primera liberación comercial, y abriría la puerta a nuevas aprobaciones.

La reacción de las ONG fue rápida y extremadamente efectiva. Se envío alertas por el internet para que la comunidad internacional les apoye, y se dirijan por escrito a las autoridades indias. Las ONG también presentaron sus preocupaciones ante las autoridades.

La petición de Monsanto para la comercialización del algodón Bt fue rechazada. El Comité de aprobación de transgénicos decidió que Monsanto tiene que llevar a cabo pruebas de campo por un año más, ya que hay preocupaciones de tipo ambiental que no han sido abordadas adecuadamente, por lo que se requiere nuevos estudios.

LAS FILIPINAS

Ha habido muchísima resistencia a los transgénicos en Las Filipinas. La resistencia ha sido conducida en gran medida por los campesinos, grupo de campesinos, comunidades locales y grupos de la iglesia. Se han hecho pruebas de campo para algodón Bt. Las ONG pusieron un juicio en contra de las pruebas de campo, pero este no fue exitoso. Pero ellos siguen oponiéndose a las pruebas de campo.

Sin embargo, hace poco la Presidenta de las Filipinas recientemente anunció en una conferencia de prensa que el gobierno no apoyaba las pruebas de campo de cultivos transgénicos, pero parece que el anuncio no fue bien recibido en la política administrativa del gobierno. De todos modos, han habido también otras declaraciones contrarias, provenientes de la administración.

TAILANDIA

El debate en torno a la ingeniería genética y los alimentos transgénicos en Tailandia ha sido intenso. Los medios de comunicación han sido muy críticos en este tema. La resistencia en Tailandia ha sido hecha por los campesinos y grupos de campesinos. Hay algunas indicaciones de que Tailandia se está moviendo hacia la dirección de ser un país libre de transgénicos.

Tailandia tiene también guías de bioseguridad desde 1992. Las guías prevén procedimientos voluntarios para prácticas en el laboratorio así como para las liberaciones en el campo. Pero la liberación de OGM en el país ha sido aprobadas por el Ministerio de Agricultura bajo la Ley de Cuarentena de Plantas. Hasta el momento se han aprobado 16 aplicaciones.

El Centro Nacional de Ingeniería Genética y Biotecnología ha desarrollado tomates, papayas y ají (chile) transgénicos para resistencia a virus. Los científicos de este instituto nacional, esperan hacer evaluaciones en el campo de estos cultivos transgénicos. Una variedad local de algodón también ha sido manipulada con genes Bt.

Los cultivos que han sido evaluados en el campo incluyen el tomate de Calgene llamado Flavr Savr, en 1993, seguido por el algodón Bt de Monsanto en 1995. Una aprobación se dio a la empresa DNA Plant Technology para evaluar el tomate larga vida, así como el maíz Bt de Novartis.

Hace unos años, algunas ONG descubrieron que se había plantado algodón Bt en tierras de agricultores, aunque sólo se habían aprobado liberaciones de prueba. Los agricultores adujeron que ellos habían recibido semillas de Monsanto, y que la empresa no les había informado que las semillas eran manipuladas genéticamente.

Hay una prohibición a la importación de semillas para plantaciones comerciales desde 1999. En abril del 2001 hubo una decisión del Gabinete para que se paren todas las pruebas de campo de cultivos transgénicos y de terminar todas las pruebas de maíz y algodón transgénicas de Monsanto que se estaban llevando a cabo. Pero parece que ha habido alguna oposición a esta decisión por parte del Ministerio de Agricultura, quien ha declarado su intención de continuar con las pruebas de campo.

En algún momento en este año, se llevará a cabo un diálogo con campesinos y organizaciones campesinas sobre este tema.

Las etiquetas a los alimentos que contienen transgénicos será obligatorio para el fin de año.

Tailandia depende fuertemente de las exportaciones, especialmente de arroz, derivados de yuca (mandioca) y frutas y vegetales enlatados. Es también uno de los primeros productores en el mundo de frutas tropicales, caucho y aceite de palma. La Unión Europea es uno de sus principales socios comerciales. Siguiendo las regulaciones de la Unión Europea sobre etiquetamiento de OGM y productos transgénicos, las autoridades tailandesas han recibido numerosas peticiones del sector privado agro-exportador para hacer evaluaciones genéticos, y obtener sus certificados de que sus productos son libre de transgénicos.

Las industrias exportadoras de Tailandia han sentido un rechazo por parte de los consumidores europeos a los OGM. Arabia Saudita y Kuwait rechazaron unas exportaciones de atún enlatado tailandés, porque se sospechaba que estaba hecho con aceite de soya transgénicos, Hay información de que Tailandia ha empezado una acción legal en contra de estos países en la OMC debido a esta prohibición.

INDONESIA

El tema de bioseguridad en Indonesia está regulado por diferentes leyes, guías y decretos ministeriales, que cubren diferentes aspectos. Por ejemplo, la seguridad en la alimentación, la evaluación de riesgos de plantas transgénicas y la investigación en el laboratorio. No hay pues una ley de bioseguridad completa aun, pero se está preparando.

Se está haciendo investigación en maíz, maní, cacao, soya, arroz, papaya, caña de azúcar, tabaco y camote. La mayoría de estos cultivos han sido manipulados para que sean resistentes a pestes. Hay algunos cultivos que están siendo evaluados como son el algodón y maíz Bt y Roundup Ready, soya RR y arroz y papa Bt.

El Ministerio de Agricultura recientemente a permitido la liberación con fines comerciales del algodón Bt de Monsanto por un año en 7 regiones en el Sur de Sulawasi. La Coalición Indonesa de Bioseguridad (formada por 72 ONG) han presentado un juicio para parar estas plantaciones basándose en que el decreto fue hecho apresuradamente, sin que se tome en consideración las posibles consecuencias del uso de los OGM, pasando por alto el principio de precaución y sin que se tomen en cuenta la opinión y recomendaciones de instituciones y personas relevantes.

Las ONG han dicho además que no se han puesto a disposición del público los resultados de ninguna pruebas de bioseguridad, que los agricultores no han sido informados sobre los impactos negativos y que se ha rechazado la propuesta de las ONG de que se lleve a cabo una evaluación de riesgos independiente.

La subsidiaria de Monsanto en Indonesia ha distribuido semillas de algodón Bt a los agricultores desde 1998, con el propósito de que se hagan pruebas de campo, pero de hecho fueron sembradas con fines comerciales. En marzo de este año, se importó 40 toneladas de semillas de algodón Bollgard (Bt) procedentes de Africa del Sur, sin que haya ninguna notificación, disfrazadas como una carga de arroz. Este evento parece indicar que la legalización para que se lleven a cabo plantaciones a nivel comercial del algodón Bt de Monsanto, es únicamente una forma de legitimar violaciones del pasado.

Mientras tanto, cientos de hectáreas de algodón Bt de dos meses, ha sido destruida en una de las regiones en que fueron plantadas por dos plagas: ( Helicoverpa armigera y Spodoptera ). La principal razón para permitir las plantaciones comerciales del algodón Bt fue porque esta variedad era resistente a Helicoverpa armigera .