AYUDA ALIMENTARIA

PMA  

Declaracion del INFIS 1 sobre ayuda alimentaria

La crisis alimentaria que vive Indonesia en los últimos meses -que es parte de la crisis económica que vive el país- debe ser resuelta. La llegada masiva de ayuda alimentaria, merece los siguientes comentarios:

- El nuevo Gobierno de Indonesia anunció que 17 millones de jefes de familia (lo que significa 89 millones de personas) están amenazadas con padecer hambre, y por lo tanto, Indonesia necesita importar casi 5.1 millones de toneladas de maíz (esto es 1/4 parte del volumen mundial del comercio de arroz).

- El anuncio se produjo luego de la evaluación hecha por el Programa Mundial de Alimentos - FAO (PMA-FAO), en abril de 1998, que se basó en los datos de BULOG. El informe concluyó que Indonesia necesitaba importar 3,4 millones de arroz en 1998. Esto implicaba que Indonesia necesitaba ayuda alimentaria. Posteriormente, en octubre de 1998, PMA-FAO revisó su evaluación e incrementó el valor que se requería: 5,14 millones de toneladas. Estas valores eran diferentes a los que se habían presentado anteriormente conjuntamente con el Gobierno, y anunciados por A.W. Jalil en septiembre de 1998, que estimaba que el país necesitaba 3,2 millones de toneladas. El Dr. Elmar Mueller de la FAO-Bangkok también estuvo en desacuerdo con el estimado inicial, porque identificó un error meteorológico, y estimó que Indonesia necesitaba importar únicamente 840.000 toneladas de arroz

- Sin embargo, la declaración del PMA-FAO de abril de 1998 constituyó una alarma para la comunidad internacional, seguida por la oferta de hacer donaciones y préstamos blandos a Indonesia. La oficina del PMA en Yakarta, que había sido cerrada en 1995, se reabrió en 1998 a petición de los países donantes y el Gobierno de Indonesia.

- Varios países prometieron dar arroz a Indonesia. Japón comprometió 500.000 toneladas de arroz, y créditos blandos por 100.000 toneladas adicionales. Taiwan prometió vender 200.000 toneladas. China 250.000 y Vietnam 10.000 toneladas; mientras de Tailandia declaró que podía donar 5.000 toneladas. El Gobierno de Estados Unidos aceptó donar 12.000 toneladas y vender 300.000 toneladas. El Gobierno de Singapur otorgó un fondo de US$ 12 millones como asistencia humanitaria en arroz y medicinas. La asistencia total recibida en el año fiscal 1998/1999 (de abril a mayo) fue de menos de 250.000 toneladas (que constituye menos del 1% de la producción total del país, que es de 30 millones de toneladas). Además, la asistencia de arroz por parte de ONGs internacionales fue: de 25.233 toneladas de arroz de CRS, y 11.033 toneladas de Visión Mundial. La asistencia total por parte de los donantes estatales como de las ONG fue de 596.266 toneladas.

En realidad, se encontró que la ayuda alimentaria sirve a los intereses de varios países donantes. La ayuda alimentaria del Japón fue comprada por el Partido Liberal Democrático (LDP) de ese país, para dar salida a una excesiva cantidad de arroz almacenado que estaba en posición del Ministerio de Agricultura, Forestería y Pesca (MAFF). El MAFF tenía un excedente de 4 millones de toneladas de arroz. En el caso de Singapur, su arroz eran reservas exclusivamente para los militares - sin duda parte de los esfuerzos del país para reconciliarse con Indonesia, cuyo presidente fue acusado de no tener una actitud constructiva hacia sus países vecinos durante la crisis económica-. Para los Estados Unidos, la ayuda alimentaria fue una manera de colocar trigo en Indonesia, y de esa manera abrir un mercado no explotado previamente. Estos motivos fueron criticados por Canadá y la Unión Europea, ya que esa ayuda fue dada sin que haya competencia comercial para expandir sus mercados en Indonesia.

Por otro lado, el Gobierno de Indonesia estaba muy interesado en usar sus políticas sobre el arroz, como una forma de estabilizar la economía del país, especialmente antes de las elecciones generales. Afortunadamente, los programas de PMA van a continuar desde julio de 1999 hasta abril del 2000, por lo que no serán usados como instrumento político durante las elecciones. Mientras tanto, como resultado de un buen cultivo de arroz a mediados de febrero a abril de 1999, el Gobierno ha suspendido las importaciones de arroz por el momento. Además hasta mayo de 1999, los agricultores han terminado de cosechar sólo la mitad de sus campos de arroz. Se ha predicho que este año, la producción de arroz incrementará, llegando a 49,2 millones de toneladas, lo que significa un incremento del 6% en relación al año anterior (que fue de 46,44 millones de toneladas). Mientras tanto hay 2,53 millones de toneladas almacenadas) 2 .

Irónicamente, los agricultores se verán afectados. Este año, el gobierno se atrasó en comprar arroz de sus agricultores, por lo que ellos se vieron obligados a venderlo muy por debajo del precio mínimo establecido. Las políticas que fomentan una caída en el precio del arroz, victimaza a los agricultores. Por otro lado, presiones ejercidas por el FMI al Gobierno, para que se liberalice el comercio de arroz (importaciones y exportaciones), ha incentivo a algunos círculos comerciales (como en el Sur de Sulawesi y Merauke) a exportar arroz.

Entonces, podemos concluir que:

1. El arroz sigue siendo el principal producto agrícola de Indonesia, y por lo tanto el Gobierno hace todos los esfuerzos para mantener un precio bajo

2. El PMA va a continuar (de julio de 1999 a marzo del 2000), a pesar que ya no hay crisis alimenticia

3. Por lo tanto, a mediano y largo plazo -luego del 2000- la ayuda alimentaria debe ser eliminada por el gobierno, e Indonesia no debe depender de que su abastecimiento de arroz venga de asistencia de donantes extranjeros o de las Naciones Unidas (PMA). Será paradógico si Indonesia continua pidiendo donaciones, mientras se está exportando arroz.

Por lo tanto se recomienda a las ONG:

1. Un monitoreo estricto de la ayuda alimentaria en el futuro. Se debe solicitar de los países donantes no sólo alimentos, pero también es importante que ellos nos digan cual es el origen de los alimentos, su tratamiento y procesamiento. Esto, para prevenir el"dumping" de alimentos que no sean seguros, debido a la presencia de alimentos manipulados genéticamente en el mercado. Esto debería constituir un punto de entrada a la revisión de la Ley No. 7 de 1996 sobre alimentos, donde se permite la producción de alimentos manipulados genéticamente para el consumo humano

2. En relación a la asistencia en forma de semillas, los principios enunciados arriba deben también aplicarse, y se debe socializar la información, para que los productores y campesino tengan una idea clara sobre el origen de las semillas y de sus posibles impactos negativos. Esto evitará que los campesinos sean usados como conejillos de indias por parte de las empresas de agroquímicas que venden semillas con derechos de propiedad intelectual, y la introducción de semillas manipuladas genéticamente por las corporaciones transnacionales agroindustriales, cuya seguridad para la humanidad y el ambiente despierta muchas dudas. Si estas prácticas no se previenen, los agricultores tendrán que pagar regalías y caerán en el viejo círculo de explotación y dependencia tanto económicamente como desde el punto de vista ecológico. Vale la pena notar que la biotecnología es uno de los temas favoritos de la FAO para desarrollar una segunda revolución verde para promover "la seguridad alimentaria global", tal como fue propuesto en la Cumbre de la alimentación en noviembre de 1996.

3. Se sugiere que la agricultura orgánica sea reconsiderada como una prioridad en los programas de abastecimiento de semillas

4. Es necesario que se establezcan diferentes mecanismos para planificar, implementar y monitorear los programas de ayuda alimentaria y publicitarlos ampliamente y de manera transparente.

1 Declaración hecha por una Coalisión de ONG en 1998

2 Estados Unidos planea donar a Indonesia unos 20 millones de dólares en alimento en el 2001