AYUDA ALIMENTARIA

PMA  

Ayuda alimentaria y asistencia financiera en Europa del Este y los nuevos estados independientes de la ex-Unión Soviética

Iza Kruszewska, ANPED, The Northern Alliance for Sustainability

El tema de la ayuda alimentaria es muy importante en los países del Este de Europa, pues en los últimos años, Rusia, Georgia, Bosnia y Yugoslavia han recibido grandes cantidades de ayuda alimentaria, y a otros países de la región se les ha ofrecido.

Por otro lado, el Gobierno de Estados Unidos hizo una propuesta al Senado de ese país, para que se asigne un fondo de US$ 30 millones, en su presupuesto del 2001, con el fin de promover la agro biotecnología en la región, más un fondo adicional para programas de asistencia, dirigido a funcionarios del servicio exterior, para enseñarles cómo funcionaba el sistema legal y normativo en Estados Unidos “para aprobar productos resultantes de la biotecnología”. La propuesta del nuevo presupuesto fue aprobada en el mes de octubre del 2000, a pesar de una intensa campaña realizada por varias ONG de la región, que por primera vez coordinaban una acción en contra de la biotecnología a nivel regional.

AYUDA ALIMENTARIA A RUSIA

“Muchas empresas tienen prisa en introducir plantas transgénicas. La falta de alimentos provee una buena excusa para que los países ricos hagan pruebas de campo en países menos ricos. Tenemos que tener mucho cuidado y trabajar para demostrar la seguridad de los alimentos transgénicos, antes de recomendarlos y desarrollarlos en países como Rusia”.

En 1999, Estados Unidos donó tres millones de toneladas métricas (tm) de ayuda alimentaria a Rusia. En Septiembre de ese año, Rusia hizo una nueva petición formal para otra donación, esta vez de más de cinco millones de toneladas métricas. El pedido incluía 1,5 millones tm de maíz, 700 Kilotoneladas (Kt) de harina de soya, 300 Kt de soya y 40 Kt de semillas.

En febrero del 2000, el Gobierno de Estados Unidos había aprobado 200.000 toneladas de alimentos y 20 Kt de semillas, que llegaría a Rusia en marzo o abril de ese año. En junio del 2000, Rusia enfrentaba una escasez de granos por tercera vez consecutiva, con un déficit de 2 millones de toneladas de pienso, y el gobierno se preparaba a hacer una nueva petición de ayuda alimentaria.

De acuerdo al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), la ayuda alimentaria estadounidense se había triplicado en el último año. Algunas ONG de Rusia creen que esa gran disposición que tiene Estados Unidos de donar alimentos a Rusia, responde a la pérdida de mercados en la Unión Europea, debido a la contaminación con OGM que tienen los productos alimenticios norteamericanos, y a su necesidad de colocar estos productos no deseados en otra parte.

En 1999, se produjo un escándalo relacionado con la ayuda alimentaria, con la asociación de productores de soya de la región de Krasnodar (Assoy). Assoy había firmado un contrato con la ONG de Estados Unidos “To Feed the Children” (A Alimentar a los Niños) para importar ayuda alimentaria a la región de Krasnodar. En julio, cuando el buque que transportaba la soya desembarcó en Novorossiysk (un puerto en el Mar Negro) se descubrió que el alimentos estaba contaminado con varias malezas, incluyendo Ambrosia. Esta mala yerba está totalmente prohibida en la región porque pueden causar serios daños en el ambiente y la salud humana. Entonces se hizo una evaluación de la soya para ver si había contaminación con soya transgénica en el Instituto Nacional de Bio-Protección en Krasnodar, y el resultado fue positivo. Como resultado, el Inspector Sanitario fue despedido y las autoridades regionales dieron la orden de parar todas las importaciones de cultivos.

El Ministro de Agricultura mantuvo la posición que fue que se debía restringir la importación de plantas y alimentos transgénicos procedentes de la ayuda alimentaria, hasta el que representantes del Gobierno de Estados Unidos, en representación del (entonces) Presidente Clinton, se reúna con el Ministro. Paklin, del Ministerio de Agricultura explica: “La posición del representante del presidente de Estados Unidos fue que (los transgénicos) eran permitidos en Rusia. Mi respuesta fue que no, que no tenemos legislación para eso en Rusia”.

Pero entonces el representante de Estados Unidos dijo que el ya había establecido un acuerdo con el Vise Primer Ministro Sherbak. El dijo que ya estaba todo decidido, que no había problema, y que se procedería a la importación. “Sin embargo, nosotros no tenemos ningún documento que permita, controle o limite el uso de plantas transgénicas” añadió.

LA INFLUENCIA DE ESTADOS UNIDOS EN RUSIA

El Gobierno de Estados Unidos y las empresas agro industriales de ese país, están promoviendo muy activamente alrededor del mundo la biotecnología aplicada a la agricultura. Para ello el Gobierno destina fondos estatales para promoverla. En este contexto, se ha formado una “Red de Alianza Ciudadana por la Agroindustria” (CNAA por sus siglas en inglés) que a pesar de su nombre, está en realidad formada por 250 industrias agrícolas, asociaciones empresariales y sectores relacionados con el capital financiero.

El CNAA es a su vez parte de la “Red ciudadana de relaciones internacionales” (CNFA). Desde 1994 la CNFA y la CNAA han trabajado con el Gobierno de Estados Unidos para reestructurar el sector agrícola en Rusia, Ucrania, Moldavia y el Sur de Africa. La Agencia Internacional de Ayuda (USAID) ha destinado más de US$ 82 millones con el fin de fortalecer los negocios agrícolas norteamericanos, mejorando su infraestructura y mercados. En marzo de 1999, la CNFA y sus 32 firmas de exportadores de alimentos, productores, asociaciones industriales y agroindustriales, pidieron al Vise Presidente Gore que estructure el segundo paquete de ayuda alimentaria para Rusia, de tal manera que se fortalezca el sector privado en ese país. La coalición argumentó que si se dinamiza el sector agrícola y de alimentos en Rusia, este país podría convertirse en un buen comprador de equipos, insumos y otros productos estadounidenses.

BOSNIA RECHAZA AYUDA DE MAIZ TRANSGENICO

El 30 de enero del 2001, la agencia de noticias francesa, informó que Gobierno de Estados Unidos se había visto obligado a retirar una donación de US$ 4 millones de dólares equivalentes a 40.000 toneladas métricas de maíz transgénico destinado a alimentación animal, luego de que funcionarios de Bosnia manifestaron su preocupación sobre los riesgos a la salud.

La embajada norteamericana dijo en una declaración, que el embarque de maíz no pudo ser entregado, ya que las autoridades Bosnias habrían decidido no tomar la entrega. En la declaración la embajada norteamericana dijo que era "decepcionante" que los gobiernos de ambas entidades--la República serbia de Srpska y la federación musulmano-croata --" no pudieron decidir de manera oportuna y aceptar su donación de 40.000 toneladas métricas de maíz para alimento de animales".

La donación estaba destinada a ayudar al país a recuperarse de una sequía que golpeó las cosechas locales el año pasado. La semana pasada las autoridades gubernamentales de la Federación expresaron su preocupación por el maíz donado y exigieron información completa sobre los posibles efectos tanto en humanos como en animales.

"La inclusión del maíz genéticamente modificado no es inusual," dijo la declaración de la embajada estadounidense, agregando que "dicho maíz era rutinariamente exportado por todo el mundo para el consumo humano y animal." Los gobiernos de las dos entidades, que eficazmente gobiernan Bosnia, no comentaron sobre el tema el martes.

AYUDA ALIMENTARIA PARA YUGOSLAVIA

A principios del 2001, el Ministro de Agricultura Federal de Yugoslavia, aceptó una donación de 50.000 toneladas métricas (tm) de harina de soya, dada la escasez de pienso generada por una sequía que azotó el país en el 2000, reduciéndose las cosechas de 200.000 tm. (que era el tonelaje esperado) a 110.000 tm. Las autoridades de Yugoslavia habían recibido la información que el lote tenía una contaminación con transgénicos de menos del 5%. La harina de soya fue importada a través de la agencia “Kansas City Commodity Exchange”, en cooperación con la USDA, y fue vendida nacionalmente por “Novi Sad Commodity Exchange” a un precio de 15 dinar el kilo más 3% de impuestos.

Estas 50.000 tm se agotaron a los 2-3 meses, y hoy el país tiene que importar entre 15 a 20.000 tm cada mes. En los últimos años, la soya se ha convertido en un producto importante para Yugoslavia. La producción de la Unión Europea en 1999 fue de 430.000 ha, comparado con los 100.000 producidos en Yugoslavia. Las autoridades han registrado importaciones de soya procedente de Estados Unidos y Argentina en los últimos 4 años. De acuerdo al Ministro de Agricultura, se ha encontrado que toda la harina de soya que se ha importado en el país ha sido transgénica. Una empresa local llamada “Sojaprotein”, produce alimentos humanos a partir de soya no transgénica.

De acuerdo a la revista semanal “NIN”, a inicios de marzo del 2001, Miroljub Labus, Vice Presidente del Gobierno Federal y William Montgomery, embajador de Estados Unidos en Belgrado, firmaron un acuerdo de cooperación entre los dos países. Inmediatamente después Sasha Vitoshevich, el Ministro Federal de Agricultura firmó otro acuerdo con Mongomery sobre una donación de soya para Yugoslavia. De esta manera, se venderá en el país 50.000 tm de ayuda alimentaria transgénica estadounidense a través de Novi Sad Commodity Exchange a un precio de 15 dinars el kilo (el precio de la soya no transgénica es de 18 dinars el kilo).

El acuerdo decía que el dinero que se gane por la venta de la soya (US$ 12,5 millones) sería usado para asistencia a personas retiradas e incapacitadas.

La revista “NIN” también informó que antes de que se proceda a firmar los acuerdos sobre soya transgénica, el Ministro Vitoshevich se había rehusado a firmar un acuerdo para la importación de maíz transgénico, que llegaría también como un regalo de los Estados Unidos.

ORDEN PROHIBIENDO IMPORTAR OGM

El 15 de enero del 2001, el Ministro Vitoshevich dictó una orden prohibiendo la libre importación de OGM. Desde el 15 de enero, las autoridades de Yugoslavia están analizando todas los lotes de soya y maíz que van a ser importadas al país para ver si se tratan de OGM, en dos laboratorios. Se permite importar harina de soya transgénica, pero no soya entera ni granos de maíz, porque hay la posibilidad de que pueden ser sembrados.

De acuerdo a Predrag Sladojevic, Asistente del Director del Instituto de Recursos Genéticos vegetales y animales “el cultivo de soya transgénica no está aun permitido. La intención del gobierno federal es permitir el consumo de harina de soya transgénica, pero no su cultivo. Con el fin de prevenir cualquier abuso, hemos prohibido la importación de granos de soya, aunque no tengamos parientes silvestres de soya en el país”.

REFERENCIAS

Dr.Vitaliy Pukhalskiy. Vavilov Institute of General Genetics. Personal interview, Moscow, 6 July 2000.
Agra Food East Europe, October 1999.
Agra Food East Europe, February 2000.
AgraFood East Europe June 2000.
Steve Suppan, Institute for Agriculture and Trade Policy, USA, interviewed by I. Kruszewska, 2 Sept 2000
Socio-Ecological Union, a Russian NGO network
Alexander Podobedov, Chief of Assoy, interview, 28 June 2000 in Krasnodar, Russia.
Sergey Paklin, Deputy Head of Department of Plant Protection, Agriculture Ministry, interview 6 July 2000
Members include Commodities International Limited, Monsanto, Global Agricultural Management Enterprises, Cargill Seed, Cargill Fertilizer, American Cyanamid, Progressive Genetics, Pure Sunshine, Developed Technology, Resource, Inc., Kyiv-Atlantic, Food Pro. CNFA website: www.cnfa.com
Signatories included: American Crop Protection Association, American Farm Bureau Federation, American Home Products Company, American Soybean Association, Archer Daniels Midland, Cargill Incorporated, Caterpillar Inc., ConAgra, Inc., Dow AgroSciences, Inc., DuPont de Nemours International, Monsanto Company, Pioneer Hi-Bred International, U.S.-Russia Business Council and the US Wheat Associates. ìSecond Food Aid Package to Russia Should be Market Orientedî CNFA News Release, March 5, 1999.
Second Food Aid Package to Russia Should be Market Orientedî CNFA News Release, March 5, 1999.
Ivana Dulic-Markovic, Director of Dept of Plant and Animal Genetic Resources, of the Yugoslav Federal Ministry of Agriculture, in e-mail dated 19 April 2001 to Bernhard Odenhal, a Swiss journalist. This department is responsible for preparing GMO legislation.
"Danaidean Gifts", by Dragan Jovanovich, Weekly magazine NIN, Belgrade, April 2001
Ivana Dulic-Markovic, ibid 13
"Danaidean Gifts", by Dragan Jovanovich, Weekly magazine NIN, Belgrade, April 2001

http://www.centraleurope.com/bosniatoday/news.