AYUDA ALIMENTARIA

PMA  

LA DONACION DE PASTA DE SOYA - EL PRIMER CASO DE RESISTENCIA A LOS TRANSGENICOS EN EL ECUADOR

Lucía Gallardo F- Acción Ecológica

En el Ecuador los programas de ayuda alimentaria están dirigidos a infantes, niños, ancianos, mujeres en estado de gestación y lactantes, que representan la población más vulnerable de la sociedad.

A más de los riesgos existentes en la utilización de transgénicos para la salud humana y el medio ambiente, uno de los problemas que generan la utilización de transgénicos en los programas de ayuda alimentaria, es la sujeción de los estados nacionales -víctimas de catástrofes ambientales o de la inestabilidad socio económica-, a los fracasos de las políticas agrícolas de Estados Unidos.

Son las políticas agrícolas que impulsaron la agricultura intensiva basada en transgénicos, las que generan excedentes agrícolas importantes, y que son exportados como ayuda alimentaria.

Los programas de ayuda alimentaria no son casuales, ni responden a la buena voluntad de los gobiernos del norte. Son un reflejo de las políticas de libre mercado en el campo agrícola, que intentan controlar el suministro de alimentos y semillas, por medio de inundar los mercados extranjeros con productos donados o muy barato, desplazando la producción local. Con la ayuda alimentaria, se delegan las funciones inherentes del Estado -como es la de velar por el interés público- a agencias de cooperación internacional o gobiernos extranjeros.

Alrededor de las nuevas biotecnologías, se han consolidado grandes monopolios, a través de fusiones, alianzas estratégicas y otros mecanismos. Las leyes de propiedad intelectual en la agricultura fortalecen estos monopolios, los mismos que buscan un control exclusivo y excluyente de un germoplasma ilegítimamente obtenido, control que les permite dictar las condiciones de acceso a sus innovaciones o imponerlas.

Uno de los efectos inmediatos de los modelos agrícolas biotecnológicos, es precisamente que los gobiernos de los países del sur abandonan sus políticas alimenticias nacionales y establecen un modelo agrícola de producción dirigidos a la exportación, invisibilizando los conocimientos, innovaciones y prácticas agrícolas soberanas. Este modelo es impuesto a nuestro países, mediante esquemas de crédito agrícola, atados a un paquete tecnológico, y que obliga a los campesinos a adoptar cultivos completamente nuevos, orientados fundamentalmente a la exportación, semillas transgénicas, o tecnologías que atentan contra la biodiversidad, los derechos de los agricultores y la soberanía alimentaria.

PROGRAMAS DE AYUDA ALIMENTARIA. ¿SON LOS TRANSGENICOS EL PLATO FUERTE?

Esta situación se torna más grave cuando la política de expansión de los productos transgénicos, silencia a los países del Tercer Mundo a través de la utilización de los programas de AYUDA ALIMENTARIA, mecanismo utilizado para colocar los excedentes de producción rechazados en países europeos y asiáticos, y abrir el mercado de los productos transgénicos en el Tercer Mundo.

La validación más reciente de este modelo, lo podemos distinguir claramente a través de los Programas de Ayuda Alimentaria. Según información de la propia USAID, en 1999, el gobierno de los Estados Unidos donó 500.000 toneladas de maíz y productos derivados del maíz al Programa Mundial de Alimentos (PMA). Se estima que el 30% de esa ayuda, se trata de alimentos genéticamente modificados.

EL CASO FRINA

En Ecuador, los transgénicos han sido el plato fuerte de la ayuda alimentaria. Un ejemplo de esta situación es el de un proyecto de asistencia alimentaria, enmarcado en el Programa P.L. 480 y firmado entre la Commodity Credit Corporation, Agencia de los Estados Unidos de América y el Ministerio de Finanzas y Crédito Público en representación del Gobierno del Ecuador.

Mediante este proyecto, se concedió un préstamo "no reembolsable" por 5 millones de dólares a 30 años plazo, con intereses del 1,5% durante 5 años de gracia, y de 2,5% en los restantes años hasta cumplir los 30 años.

El crédito consistió en la provisión de aproximadamente 30.000 toneladas métricas de torta de soya, orientadas a la recuperación de las áreas agrícolas afectadas por el Fenómeno del Niño.

Las primeras 10.918.41 TM, de la importación dentro del PL 480, llegaron el 10 de enero del 2000 a Trinipuerto - Guayaquil. Las empresas beneficiarias de esta importación fueron PRONACA 46%, Afaba 26%, Unicol 12%, Champion 8%, Inc. Anhalzer 4%, Avima 4%. Estas empresas controlan el 100% de la comercialización de productos avícolas en el Ecuador.

El convenio se firma en circunstancias en que Estados Unidos, siendo el primer productor de soya transgénica o genéticamente manipulada del mundo, ante el rechazo del mercado europeo y asiático a sus productos conserva un excedente de soya genéticamente manipulada (Ruff, 2001).

PRUEBAS GENETICAS

Las pruebas genéticas efectuadas del material fueron realizadas en el laboratorio "Genetics ID" con el apoyo de Greenpeace. Estas demostraron que se trataba de soya genéticamente manipulada (transgénica). Pese a que la soya no estaba destinada a la alimentación humana directamente, movimientos ecologistas y campesinos nos opusimos al arribo, distribución y comercialización de este producto.

En este caso el Ministerio de Agricultura responsable de la importación, argumentó que los productos derivados de organismos transgénicos, una vez que son sometidos a un tratamiento dejan de ser peligrosos para la salud humana o animal.

Sin embargo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de Reino Unido comisionó un estudio piloto a la Universidad de Leeds, para que determinara si el ADN recombinante es degradado o no en varias condiciones de procesamiento. El estudio confirmó que el ADN recombinante, no es destruido efectivamente usando la mayoría de técnicas de procesamiento de alimento animal. (UK MAFF, 1999). Adicionalmente, aunque no estuvieran presentes fragmentos de ADN en el producto procesado, se ha encontrado que la soya transgénica tiene altos niveles de un inhibidor de tripsina, que es una sustancia altamente alergénica. ( GM-Free Magazine, 2000, Brown, 2000, ASA, 2000).

AMPARO CONSTITUCIONAL

La acción de amparo constitucional se enmarca dentro de la defensa de los derechos colectivos, ambientales y a la salud humana, busca la adopción de medidas urgentes destinadas a cesar, evitar la comisión o remediar inmediatamente las consecuencias de un acto u omisión ilegítimos de la autoridad pública que viole o pueda violar cualquier derecho consagrado en la Constitución o en un tratado o convenio internacional vigente.

El espíritu de la acción de amparo sin dejar de ser reparatoria, tiene un carácter eminentemente preventivo, y de rápida resolución. Evidente el solo riesgo de liberar al medio ambiente organismos genéticamente manipulados, cuyo comportamiento no podemos predecir, exige el ejercicio del principio de precaución. Por lo tanto, en el tema se demanda de la administración de justicia acciones maduras, responsables y cautelosas. El amparo se basó en la defensa del ejercicio del Principio de Precaución, el Principio del Consentimiento Fundamentado Previo, el Principio de la Debida Información.

Nuestra petición en el amparo fue:

que no se naturalice la pasta de soya que ingresó al país a través del Barco FRINA, con 10.918.41 TM de pasta de soya.

que en caso de que el producto haya salido del puerto que se suspenda la comercialización del mismo.

que se suspenda el arribo al país del cargamento de soya restante

que se suspenda el acuerdo bilateral con Estados Unidos enmarcado en el programa PL480, hasta que el Ministerio de Agricultura demuestre que la pasta de soya importada no ha sido genéticamente manipulada.

que se ordene que la Ministra del Ambiente, realice todos los mecanismos legales para precautelar el Medio Ambiente según los artículos de la Carta Política señalados

que la prueba que certifique que la pasta de soya no proviene de soya manipulada genéticamente en un porcentaje del 1%, cuente con la participación de la Sociedad Civil.

que en caso de comprobarse que la pasta de soya objeto de este crédito es soya transgénica; se anule el contrato por ser inconstitucional.

LOGROS

Este fue el primer caso de resistencia a la introducción de productos transgénicos en el país, pues se posesionó el debate sobre los riesgos e impactos de los transgénicos en el Ecuador en la opinión pública (El Comercio, 2000).

El caso sentó precedente a nivel jurídico, pues el Recurso de Amparo interpuesto en enero del 2000, fue resuelto por Tribunal Constitucional favorable, pero extemporáneamente el 15 de marzo del 2001, este organismo de última y definitiva instancia resolvió suspender:

la naturalización de la pasta de soya

su comercialización

el arribo al cargamento restante

A pesar de que la decisión de etiquetar los productos transgénicos, no se enmarca dentro de la estrategia de resistencia, debemos reconocer el esfuerzo que iniciaron organizaciones vinculadas a la defensa de los derechos de los consumidores para establecer la obligatoriedad de etiquetar los productos transgénicos. Lo cual se reconoce en la Ley Orgánica del Defensa del Consumidor, aprobada el 10 de julio del 2000 (Art. 13).

Después del fuerte cuestionamiento que recibió esta donación hecha a través del Programa PL 480, con el caso FRINA, empieza a sentirse que la política del Estado Ecuatoriano expresada en varias disposiciones de carácter administrativo, reflejan la preocupación sobre el tema y prohiben la utilización de productos transgénicos.

Sin embargo, estas expresiones continúan siendo insuficientes, debido a la falta de voluntad política de los gobiernos para darles cumplimiento, la incapacidad de fortalecer los mecanismos de protección jurídica en el tema, así como también por la corriente mundial que ha dado su voto por la desregulación de los productos transgénicos, la legitimación de los mismos en varios países y la pretendida homogenización de las políticas de libre mercado sobre la biotecnología.

El 18 de agosto de 2000, se firmó el Acuerdo entre el gobierno de los Estados Unidos de América y el Gobierno del Ecuador para la donación de productos agrícolas bajo el decreto de Alimentos para el Progreso. Este acuerdo es de carácter bilateral y tuvo como objeto la donación de tres productos agrícolas: trigo, aceite de soya y pasta de soya por parte del gobierno de los Estados Unidos a través de la Commodity Credit Corporation

En el acuerdo se "recomienda al Ministerio de Relaciones Exteriores como órgano ejecutor de la política exterior del estado y a los organismos o entidades beneficiarias de esta donación, que durante la ejecución del acuerdo se supervise que dichos alimentos no sean transgénicos o genéticamente modificados".

El Gobierno del Ecuador a través del Programa Mundial de Alimentos (PMA) monetizó 50.000 TM de trigo, 30.000 TM de torta de soya y 5.000 TM de aceite de soya para financiar los programas alimentarios:

Los programas de asistencia alimentaria que utilizaron los recursos de la monetización de los productos donados son: Alimentación Escolar, a cargo del Ministerio de Educación y Cultura y el de Bienestar Social. Está dirigido a niños de 6 a 12 años. La colada incluye en su formulación soya de origen nacional; Programa PANN 2000, a cargo del Ministerio de Salud Pública. El Gobierno financia el 20% de este programa, que está dirigido a 275.000 niños y Alimentación para hogares pobres a cargo del Ministerio de Bienestar Social e Instituto Nacional del Niño y la Familia, dirigido a hogares vulnerables que sufren déficit alimentario, dando prioridad a mujeres jefes del hogar.

Estos programas serán analizados en el siguiente artículo.

REFERENCIAS

Acuerdo entre el Gobierno de los Estados Unidos de América y el Gobierno del Ecuador para la donación de productos agrícolas bajo el programa Section 416(b). 18 de agosto del 2000.

The American Soybean Association (ASA), 2000. Alterations in Clinically Important Phytoestrogens in Genetically Modified, Herbicide-Tolerant Soybeans.

Acción Ecológica. 2000. Alimentos Transgénicos ¿El plato fuerte de la ayuda alimentaria? Alerta Verde No. 97.

Anston, 2000. Huston Chronicle

Brown, P. 2000. GE content of oils and derivatives. GM-FREE Magazine, UK

Constitución Política del Ecuador, 1998.

El Comercio, 14 de enero del 2000. Polémica. Un laboratorio analizará si proviene de semillas transgénicas. Las muestras de soya a EE.UU. El grupo Acción Ecológica impidió el desembarque en el Trinipuerto. El ministro Larrea dijo que las denuncias son exageradas.

Genetic ID. 16-02-00. Sumario del Reporte. Análisis y certificado de material transgénico. Barco de Puerto # 1A.

Ruff, A. M. 2001. Saying No to Transgenic Crops. FAR EASTERN ECONOMIC REVIEW, Edition of 14 June.

Tribunal Constitucional. Caso No. 499-2000-RA. 15 de marzo del 2001.

UK Ministery of agriculture, Fisheries and Food. 1999. Report CS0116, London.

Carta de N. Tomlinson, Joint Food Safety and Standars Group, MAFF a US FDA, 4 December, 1998.