ORGANIZACIONES sociales

 


Declaración contra el ALCA en reunión sobre agricultura
EcoPortal

Constancia ante la 1º Reunión Temática del ALCA sobre Agricultura del Comité de Representantes Gubernamentales sobre la Participación de la Sociedad Civil

Las organizaciones abajo firmantes dejamos constancia en esta reunión de lo siguiente:

1. No puede entenderse nuestra presencia aquí como la participación en una consulta que se hace a la sociedad civil americana sobre este tema. En primer lugar, porque el proceso mediante el cual se han elaborado los documentos de negociación del ALCA, no tiene ninguna de las características mínimas necesarias para validarlo: no hubo negociación alguna de la agenda de los temas que formarían el respectivo capítulo de agricultura y los otros relacionados con él. Del mismo modo, no ha habido transparencia alguna y, por el contrario, se ha desarrollado privadamente, casi en secreto. Así mismo, nunca han participado todos los interesados y es de conocimiento público la gran influencia de las empresas multinacionales en la redacción y en las propuestas del texto. De ahí que no exista un reglamento de participación serio, ausencia que se trata de remediar con estas reuniones sectoriales que además impiden una discusión completa que conecte todos los temas que se influyen entre sí. Por consiguiente, no consideramos este escenario sino, a lo sumo, como un intercambio de ideas.

2. En cuanto al tema agropecuario y los demás conexos, por ejemplo las inversiones, el documento correspondiente se refiere al comercio de productos agrícolas y, por tanto, es absolutamente favorable al reducido número de empresas multinacionales que hoy concentran en sus manos este comercio. Se extiende así por todo el continente el desastre ocurrido en México con el antecedente del TLCAN: a pesar de ubicarlo como la novena economía del mundo, ocupa el lugar 54 del Índice Mundial de Desarrollo Humano y, según la Comisión de Desarrollo Rural de la Cámara de Diputados, "Para 2000 la dependencia en materia de alimentos había crecido 77%, con un monto de 23 millones de toneladas de cultivos-productos importadas, a diferencia de los trece millones que ingresaban al país en 1993 (pre-TLCAN)" . Y también, como sucedió en México, los gobiernos sólo han tenido en cuenta a algunos sectores minoritarios y privilegiados que representan apenas una forma de agricultura, excluyendo a los otros sectores, los mayoritarios, de campesinos, de indígenas y de pequeños y medianos productores, responsables principales de la seguridad alimentaría del Continente.

Lo anterior, sumado a la competencia desleal que se establecerá a favor de la poderosa agricultura de los Estados Unidos de Norteamérica respaldada por varias decenas de miles de millones de dólares anuales en forma de subsidios oficiales a los grandes productores y sus firmas exportadoras y de los otros componentes de su política agrícola, así como también al monopolio que se impondrá a través de los reglamentos de propiedad intelectual y el irrespeto total a las mínimas normas medioambientales, conducirán a las naciones de América, casi sin excepción, a la pérdida de su soberanía alimentaría; es decir, a su derecho de producir los alimentos y frutos necesarios para su población. Ese derecho quedará subordinado a los intereses, las ganancias, las inversiones indiscriminadas y las ambiciones de las multinacionales y de sus socios en cada caso.

3. Todo lo expresado hasta aquí es suficiente para decir: "NO AL ALCA". Sin embargo, muchas otras razones en otras materias y temas de dicho acuerdo llevan a concluir que el ALCA arrasa con la soberanía nacional de los países de América Latina y el Caribe. En su conjunto tiene marcadas cualidades colonialistas y constituye un proyecto de franco retroceso para los pueblos sin incluir ningún aspecto de desarrollo para ellos. En medio de las condiciones en las cuales se realizará, además del predominio estadounidense, fomentará sin contemplaciones la competencia entre los países pobres para subsistir en el marco de los dictados imperiales, impidiendo, a la vez, la indispensable integración de las repúblicas latinoamericanas para su progreso colectivo. Por ello el desempleo, la pobreza, los déficit, las quiebras y las ruinas que el neoliberalismo sembró en la última década por todo el Hemisferio se incrementarán en grados muy superiores a los ya muy dramáticos vistos hasta ahora.-EcoPortal.net

SAO PAULO, junio 25 de 2003.

Firman:

Rafael Freire CUT (Central única de los Trabajadores) -Brasil

Alberto Broch CONTAG (Confederación Nacional de los Trabajadores y Trabajadoras Rurales en Agricultura) -Brasil

Joao Pedro Stedile MST (Movimiento de Los Sin Tierra) -Brasil

Edgardo García CLOC (Confederación Latinoamericana de Organizaciones Campesinas)- ATC (Asociación de los trabajadores del Campo) Nicaragua

Aurelio Suárez Montoya ANSA (Asociación Nacional por la salvación Agropecuaria) -Colombia

Iván Polanco López ANEC (Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo) -México

Patricio Zhíngri T. Ecuarunari/CONAIE (Confederación Nacional Indígena de Ecuador) -Ecuador

Nicia Maldomado CONIVE (Consejo Nacional Indígena de Venezuela) -Venezuela

Braulio Álvarez (Coordinación Agraria Nacional Ezequiel Zamora) -Venezuela

Raquel Pereira de Souza DESER (Departamento de Estudios Sindicales Rurales) - Brasil

Nelson Delgado GT - Agricultura de la Red Brasilera de Integración de los Pueblos - REBRIP - Brasil

Adriano Campolina de Oliveira Soares REBRIP (Red Brasileira de Integración de los Pueblos) - Brasil

Edelcio Vigna INESC (Instituto de Estudios Socioeconómicos) - Brasil

Enviado por

Colombia Campesina